Ilusiones ópticas

ilusiones opticas

Las ilusiones ópticas son ilusiones que se producen en el sentido de la vista y que conduce a percibir la realidad de varias formas diferentes. Pueden ser de perfil fisiológico, cuando están asociadas a los efectos de una estimulación excesiva en los ojos o el cerebro (brillo, color, movimiento) o de perfil cognitivo, cuando interviene nuestro conocimiento del mundo para crear la ilusión. Las ilusiones cognitivas se subdividen habitualmente en ilusiones de distorsión, ilusiones de ambigüedad, ilusiones paradójicas e ilusiones ficticias (alucinaciones), donde las imágenes no se perciben con claridad por el ojo humano, al no ser capaz nuestro cerebro de asimilar dos imágenes a la vez. Resumiendo, el cerebro humano solo es capaz de concentrarse en un objeto, por lo que, cuando se presentan dos formas en una sola imagen, se produce confusión y el cerebro se desordena, con lo cual este conduce a percibir otra visión diferente de lo visto.

Las ilusiones ópticas, no están sometidas a la voluntad del individuo y pueden variar de una persona a otra, dependiendo de factores como la campimetría, la agudeza visual, el daltonismo, el astigmatismo y otros. Resulta útil entender estos fenómenos para así comprender qué limitaciones tiene el sentido de la vista del ser humano y su posibilidad de distorsión, en cuanto a la forma, el color, la dimensión y la perspectiva de lo que se observa. La ilusiones ópticas se producen fisiológicamente cuando el hemisferio derecho y el izquierdo se conectan ya que, gracias a este fenómeno, tenemos la capacidad de percepción.

Seguidamente les mostramos una serie de ilusiones ópticas para el disfrute y entretenimiento, o para su uso con fines didácticos.

La imagen muestra a una joven de perfil o a una anciana, si miramos fijamente la imagen.
Esta imagen muestra la ilusión de ver cuatro o tres prismas según cambiemos el modo visual en nuestro cerebro.
Si las áreas de los triángulos de la imagen son idénticas, ¿de dónde ha salido el cuadrado blanco?
Ambos rectángulos mostrados en la imagen son paralelos aunque aparentemente son divergentes.
Esta serie mostrada en la imagen induce a ver copas o caras enfrentadas según se mire.
Los dos monstruos de la imagen poseen el mismo tamaño pero la perspectiva los muestra como si fueran de tamaño distinto.
El círculo del centro parece que se mueve lateralmente cuando en realidad esta fijo.
Alejándose lo suficiente de la imagen que se muestra aparece la cara de Jesús de Nazareth.
La imagen muestra una serie de círculos concéntricos que parecen espirales.
Esta ilusión hace ver dos o tres ejes según cambiemos el modo visual en nuestro cerebro.
Mirando fijamente al punto central de la imagen se crea la sensación de que los círculos giran.
En esta imagen aparecen simultáneamente una mujer arreglándose en un tocador y una calavera.
Mirando fijamente al centro de la imagen se tiene la sensación de movimiento de ondas concéntricas.
Las líneas paralelas de la imagen aparecen distorsionadas cuando se mira fijamente al centro de la imagen.
Aparecen en la imagen dos encapuchados o una calavera, según como se mire.
Mirando fijamente a diferentes distancias aparecen varios caballos en esta ilusión óptica.
La figura de la imagen parece una espiral cuando en realidad son círculos concéntricos.
Mirando fijamente aparecen puntos grises en las intersecciones de los cuadrados, que no existen realmente.

Páginas