El valor del liderazgo en los ingenieros

El liderazgo en los ingenieros

¿Cómo se comportan los ingenieros cuando terminan la universidad y se enfrentan por vez primera a un puesto de trabajo?

Lo más habitual y, aunque hayan tenido experiencia como becarios durante el último período de la carrera, la pérdida del orden y entorno seguro en el que todo está planificado y organizado en una escuela de ingenieros, sea que les cause más de un ataque de ansiedad.

Durante las primeras semanas en su nuevo empleo, el “junior” se encuentra sobrepasado por desafíos de gestión y liderazgo, si bien los ingenieros jóvenes no suelen percibir esta casuística, al estar más centrados en realizar bien la tarea que se les encomienda, eso sí, tratando de analizar todos los detalles de forma un tanto obsesiva.

Imaginaos, como ejemplo, que debe negociar con producción para la entrega de unidades que se van a probar por primera vez, planificar el flujo de unidades hacia el laboratorio de I+D, influir sobre proveedores o subcontratas para apoyar la producción de las primeras series, estimar los tiempos para completar las tareas asociadas, resolver problemas, conflictos y cuellos de botella que ralentizan el proceso, etc.

Si bien, al ser de reciente incorporación y recién salido de la universidad, va a tener tutores o ingenieros jefe que lo van a apoyar, las tareas básicas van a ser responsabilidad suya y, no tiene experiencia en la que basarse, solo un montón de referencias y reglas “teóricas” que ha estudiado y ha estado practicando a nivel académico durante los años de carrera.

Habilidades del tipo negociación y planificación, son ejemplos claros de liderazgo y gestión de competencias. Las habilidades técnicas que requiere el trabajo de un ingeniero, son realmente un pequeño porcentaje de las competencias que se necesitan para tener éxito en la tarea. Competencias interpersonales, visión para los negocios, de liderazgo y capacidad de gestión, son todas necesarias y esenciales en el trabajo de un ingeniero.

 

Esencialmente, ¿qué es realmente la gestión?

Las dos definiciones más comunes de gestión son, "un uso prudente de los medios para lograr un fin" y, "la actividad para hacer las cosas con la ayuda de personas y otros recursos". Estas dos definiciones básicas de gestión no son del ámbito exclusivo de gerentes, supervisores o directores, siendo aplicables a cualquier empleado de una organización.

La "Gestión" incorpora todas aquellas actividades que realizamos en nuestro trabajo para mantener nuestras tareas y responsabilidades lo más organizadas posible, buscando nuestros objetivos de una forma eficiente y eficaz. Se hace necesario tener desarrolladas un gran número de competencias para que la gestión en el trabajo logre el éxito, siendo, eso sí, los empleados que tienen responsabilidades directivas los que deben ser especialmente competentes. Un buen gestor lo es porque es bueno bueno en las tareas siguientes:

  • Organizar equipos y tareas
  • Estimar, pronosticar y anticiparse
  • Planificar a corto medio y largo plazo
  • Autogestionarse de forma disciplinada
  • Evaluar y mitigar posibles riesgos
  • Comunicar de forma fluida, clara y sencilla
  • Documentar y trazar resultados
  • Priorizar unas tareas sobre otras

Si se gestionan personas, son también necesarias las siguientes competencias:

  • El Mentoring
  • El entrenamiento y la formación
  • Las habilidades interpersonales
  • La resolución de conflictos

Estas habilidades, aplicadas como competencias importantes de gestión, se les exigen a los ingenieros, entre otras, si bien es muy complicado ser bueno o excelente en todas ellas al mismo tiempo. Los ingenieros suelen orientarse más en el hecho de estar “al día”, desde un punto de vista técnico, debido a que la tecnología avanza de forma muy rápida y es altamente compleja hoy en día. El equilibrio entre las habilidades técnicas y las competencias importantes (indicadas más arriba), genera ingenieros mucho mejor adaptados a las necesidades de la empresa y, cuanto más equilibrado sea este balance, mayor nivel de responsabilidades se podrán alcanzar en el puesto de trabajo.

 

Liderzgo y gestión: dos conceptos distintos

De la misma forma que son necesarias las competencias de gestión en los ingenieros para poder realizar su trabajo, existe un amplio conjunto de habilidades también importantes, relacionadas con el liderazgo. El liderazgo es completamente interpersonal, pero a un nivel distinto de las competencias interpersonales que se han descrito en la sección anterior pertenecientes al ámbito de la gestión.

El liderazgo es, en esencia, la capacidad para dirigir e influir en otros, con el objetivo obtener un resultado positivo deseado. Existe gran cantidad de características individuales relacionadas con el liderazgo que son de suma importancia. Resumimos en la tabla siguiente, las expectativas más generales de las competencias de liderazgo dentro las funciones de ingeniería y gestión técnica.

COMPETENCIAS DE LIDERAZGO






Caraterística de liderazgo Ingeniero Líder de proyecto Manager técnico Líder ejecutivo
Influencia x x x x
Integridad x x x x
Habilidades interpersonales x x x x
Desarrolla confianza y respeto x x x x
Prioriza tareas tareas objetivos objetivos
Trabaja en equipo x x x x
Construye consenso x x x x
Busca la mejor continua x x x x
Capacita a los demás   x x x
Atrae seguidores   x x x
Posee inteligencia emocional   x x x
Construye equipo   x x x
Gestiona bien el tiempo   x x x
Asume riesgos calculados   x x x
Ayuda a otros a avanzar     x x
Desarrolla otros líderes     x x
Se sacrifica     x x
Posee visión y estrategia       x
Posee intuición       x
Construye realciones fuertes       x
Deja un legado       x

Todas las anteriores son expectativas generalizadas y no deben ser interpretadas como absolutas. Los ingenieros, por ejemplo, podrán desarrollar características no incluidas, o no todos los líderes ejecutivos son capaces de dejar un legado para la posteridad.

 

¿Quién puede ser bueno en todo esto?

Esencialmente, casi nadie. Hoy en día hay una gran expectativa en muchas empresas de tecnología para que la gente sea sobrehumana. De los ingenieros, a menudo, se espera que dirijan proyectos complejos mientras, al mismo tiempo, se realiza el trabajo técnico. Se espera de los directores técnicos que administren y dirijan, sin dejar de ser técnicamente competentes. La solución para poder cubrir todas las funciones de liderazgo y de gestión necesarias en la empresa hoy en día, radica en  no contratar a empleados “sobrehumanos”, sino en realizar una distribución sensata y acorde con la racionalidad empresarial de las tareas y cargas de trabajo.

Cuando de forma natural no se da lo anterior, la alta dirección, los mandos intermedios y el resto de las partes implicadas, bajo la guía de la dirección ejecutiva, han de garantizar que a las personas no se les exige por encima de sus posibilidades y que todas las responsabilidades del proyecto están cubiertas por algún miembro.

 

La necesidad de distribuir responsabilidades

Los empleados con puestos de responsabilidad en la empresa, han de comprender y asimilar plenamente las competencias de gestión y liderazgo, ya que estas son necesarias para ejecutar proyectos, alcanzar los objetivos y ser capaces de delegar responsabilidades. En la empresa, los miembros del equipo deben ser honestos y transparentes con relación a las oportunidades de liderazgo y de gestión de responsabilidades.

Los ingenieros deben entender que la gestión y el liderazgo son parte esencial de su trabajo y deben tenerlo impreso en su “código genético”, de manera que, el no disponer de estas responsabilidades no sea una opción. La clave del asunto se encuentra en lograr distinguir cuales son las características específicas, que son más necesarias y útiles dentro sus funciones como ingenieros.

Cuando los gerentes y directores delegan responsabilidades, los miembros del equipo deben ser capaces de comunicar sus problemas y preocupaciones y, los gerentes deben ser sensibles a estas cuestiones y preocupaciones, haciendo los ajustes necesarios y, negociando en muchos casos que, además, es otra de las competencias del liderazgo.

Para concluir, las exigencias y entorno competitivo que plantea el siglo XXI, hacen que el desarrollo continuo de las habilidades de liderazgo y capacidad de gestión de los ingenieros dentro de la empresa, sea de máxima importancia tanto para ellos como para sus líderes, para poder competir holgadamente.