El uso de estos medios, con las garantías clínicas y éticas precisas, es útil cuando el paciente se encuentra en una de las siguientes circunstancias:

  • Tiene dificultades físicas o geográficas para acudir a la consulta del profesional o su problema se lo impide (agorafobia, fobia social severa, etc.).
  • Quiere seguir la terapia con el mismo terapeuta, pero debe ausentarse por traslado u otras causas. Desea un anonimato mayor o total.
  • Es capaz de comunicarse eficazmente a través de los medios técnicos citados
  • Posee los recursos para manejar sus problemas con el apoyo no presencial. Presenta un trastorno no muy grave.
  • Desea simplemente hacer una consulta o solicitar la opinión profesional del psicólogo.

La terapia on-line proporciona ayuda psicológica desde la comodidad y la intimidad del hogar, manteniendo de esta forma el grado de anonimato que se desee y, evitando desplazamientos y turnos de espera. La terapia on-line posee un coste sensiblemente inferior al de la psicoterapia presencial tradicional. Pueden ser consultas de orientación por email o sesiones en directo, a través de chat o videollamada, que permiten desarrollar en profundidad una intervención personalizada.

 

Consulta de videollamada por Skype

Este servicio está enfocado para aquellos pacientes que, por la complejidad y características de su problema necesiten y deseen seguir un tratamiento psicoterapéutico con un profesional, pero les sea complejo el desplazarse hasta la consulta por conflictos de horarios, distancia o por algún impedimiento físico.

En vértices Psicólogos empleamos para este tipo de servicio y desarrollar nuestras sesiones psicoterapéuticas, el software de videollamada Skype, para realizar las sesiones en directo, lo que permite seguir la terapia de una forma similar a como se haría en una consulta presencial, pero con la comodidad de poder realizar las sesiones de forma remota.

Las sesiones por videollamada poseen la ventaja añadida del precio, siendo más económicas que las sesiones presenciales con el psicólogo, con el añadido de evitar los costes de desplazamiento hasta alguna de las consultas de Vértices Psicólogos. Puede contactar directamente con nosotros, si tiene Skype instalado, simplemente pulsando sobre la imagen debajo de esta línea.

terapia online madrid
Con el fin de mantener el contacto entre sesiones, se podrá emplear el correo electrónico cuando sea necesario, para el envío y devolución de material de evaluación (auto-registros, cuestionarios, etc.), aclarar dudas que pudieran surgir sobre las tareas a realizar encargadas en la sesión anterior o, profundizar algún aspecto de sesiones previas.

Las sesiones de videollamada tendrán una duración de 60 minutos y su frecuencia será generalmente semanal pudiendo espaciarse a medida que avance el tratamiento y el paciente gane independencia.

 

Fases del tratamiento on-line de Vértices Psicólogos

1ª fase de evaluación

Una vez contratado el servicio, se acordará fecha y hora para la primera sesión y en ella se recogerá la información necesaria para entender el problema del cliente. Esta información será complementada con auto-registros y cuestionarios para poder diseñar el tratamiento más adecuado a cada caso.

Se entrenará al paciente para ser un buen auto-observador y ser capaz de registrar esas observaciones. Esto permitirá definir y delimitar el problema, así como los aspectos que lo están manteniendo en el momento actual. De esta forma el cliente aprenderá a darse cuenta de en qué situaciones ocurre el problema y qué pensamientos y sentimientos lo preceden, acompañan y siguen.

Una vez estudiada toda la información recogida se realiza el análisis funcional del problema y se realiza un diagnóstico previo, informando al paciente y ofreciéndole una explicación que le permita la comprensión de sus conductas problemáticas.

2ª fase de tratamiento

Una vez que han sido acordados los objetivos terapéuticos entre el psicólogo y el paciente, se informa de las técnicas que se usarán para conseguirlos y se da comienzo a aplicar el tratamiento que se ha diseñado.

El cliente deberá tener un papel activo y trabajará en equipo con el psicólogo, sabiendo en todo momento que es lo que harán, cómo lo harán y para qué lo harán. Las terapias cognitivo-conductuales funcionan haciendo que el cliente se involucre en experiencias terapéuticas, cuyas consecuencias son incompatibles con sus expectativas previas.

Cuando estas experiencias ocurren en repetidas ocasiones proporcionan la base para el cambio de la cognición y la conducta, permitiendo al cliente deshacerse de sentimientos perturbadores y promover pensamientos y conductas adecuadas.

3ª fase de seguimiento

Durante la tercera fase, las sesiones se van espaciando. Se entiende que ya se han producido los cambios deseados y ahora es necesario mantenerlos, de manera que el paciente sea capaz de usar los nuevos recursos y herramientas psicológicas aprendidas y entrenadas, en su vida cotidiana, sin la ayuda del terapeuta.

Se trata, en esta última fase, de aumentar la capacidad de la persona para detectar situaciones problemáticas y enfrentarse adecuadamente a ellas, reconocer y controlar síntomas e impulsos, predecir las consecuencias de su conducta y, en definitiva, disminuir al máximo las probabilidades de recaída.

Para controlar que este proceso se desarrolla de la forma adecuada, se pueden programar sesiones de seguimiento a 1, 3 y 6 meses una vez finalizado el tratamiento.

 

Consulta orientativa a través de correo electrónico (e-mail)

Se trata de un servicio diseñado para aquellas personas que desean obtener una opinión profesional rápida, sobre una cuestión o problema puntuales. En el servicio no se proporcionan de respuestas estandarizadas. Cada consulta es evaluada de forma totalmente personalizada, aunque hay que tener en cuenta que la respuesta es de asesoramiento y, no supone un tratamiento estructurado, como puede serlo el presencial o el proporcionado a través de videoconferencia.

psicologia online las rozas skype
El cliente, recibe el punto de vista imparcial de un miembro del equipo de Vértices Psicólogos, que aporta sus conocimientos, metodología y experiencia, para ayudarle a salir del problema en el que se encuentra atascado y, para el que no han servido sus intentos de solución ni los consejos de familiares y amigos. Los contactos se realizan en diferido, sin necesidad de que el paciente y el psicólogo deban estar conectados al mismo tiempo.

El cliente debe exponer de la forma mas clara y detallada posible su problema, a menudo el solo hecho de hacer esto ya está ayudando a la persona a ordenar sus ideas y acercarse a la solución.

El contacto por e-mail permite elaborar los contenidos de la exposición de forma más reflexiva, tanto por el paciente como por el terapeuta. Asimismo, pueden expresarse emociones, estados de ánimo o describirse situaciones de forma precisa y profunda y esto puede hacerse en el momento que se necesite y dedicándole todo el tiempo y la extensión que se así se desee.

Una vez evaluada la consulta por el miembro del equipo de Vértices Psicólogos, se procurará remitir la respuesta en un plazo de 24 a 72 horas como máximo, desde su recepción.