Los individuos que sufren de esta patología tienen momentos de atracones compulsivos, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad, estado de angustia y pérdida de control mental por haber comido en "exceso". Estos episodios suelen alternarse con períodos de ayuno más o menos prolongados, para pasar después de nuevo a la sobreingesta.

Otra característica esencial del trastorno, la constituyen las conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso. Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito y el uso de laxantes, si bien el exceso de ejercicio, las saunas, la eliminación de la ingesta de líquidos y el consumo pastillas para adelgazar o drogas, se encuentran también entre estas conductas. Estas conductas para perder peso o eliminar el "sentido de culpa" pueden causar problemas de salud a corto o largo plazo tales como erosión dental, irregularidades menstruales, baja densidad ósea, deshidratación y arritmias cardiacas.

Otra caracterísbulimia Las Rozastica esencial del trastorno, la constituyen las conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso. Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito y el uso de laxantes, si bien el exceso de ejercicio, las saunas, la eliminación de la ingesta de líquidos y el consumo pastillas para adelgazar, tabaco o drogas, se encuentran también entre estas conductas. Estas conductas para perder peso o eliminar el "sentido de culpa" pueden causar problemas de salud a corto o largo plazo, tales como erosión de los dientes, irregularidades menstruales, baja densidad ósea, deshidratación y arritmias cardiacas.

El equipo multidisciplinar de psicólogos, psiquiatras, médicos y nutricionistas de Vértices Psicólogos, ofrece psicoterapia específica para el tratamiento de la Bulimia Nerviosa, en nuestros centros y consultas de la Zona Noroeste de Madrid(A6), en Las Rozas, El Escorial, Boadilla, Majadahonda, Pozuelo, Villalba, Torrelodones, Galapagar y en Madrid capital, reconstruyendo los hábitos alimenticios conductuales desde la base, estableciendo rutinas y disciplinas armónicas con la vida y entorno del paciente y, tratando la ansiedad durante el proceso para eliminar el sufrimiento del paciente y, de esta forma, evitar la depresión y el abandono del tratamiento.

FACTORES DE RIESGO

La Bulimia Nerviosa constituye hoy en día un grave problema de salud pública en los países más desarrollados. En muchas ocasiones se tiende a infravalorar el trastorno, ya que los afectados tienden a ocultar los síntomas y a no buscar ayuda, por lo que muchos enfermos restrasan el ser diagnosticados y el problema se va haciendo más grave y persistente. Se puden enumerar una serie de factores de riesgo que pueden predisponer a esta enfermedad:

  • Poseer una imagen negativa de sí mismo y baja autoestima
  • Dietas estrictas en las que se eliminan los carbohidratos, afectando ciertos neurotransmisores como la serotonina
  • La obsesión por ser perfeccionista o demasiado centrado en las reglas
  • Poseer ciertas ideas culturales o sociales respecto de la salud y la belleza y el deseo de ser aceptado socielmente
  • Estar muy preocupado o prestarle mucha atención al peso y la figura
  • La incorporación de la mujer a la vida laboral con el consiguiente cambio en los hábitos alimenticios de las familias, en especial el control de horarios
  • Sensibilidad y vulnerabilidad de la persona ante problemas emocionales como divorcios, fallecimientos, sobreprotección familiar, antecedentes de depresión, etc.

La bulimia suele comenzar durante los años de adolescencia o al iniciarse la edad adulta y afecta a más del 2% de las adolescentes de entre 14 y 18 años del mundo desarrollado, si bien la incidencia en los varones es diez veces menor.

Tratamiento de la Bulimia Nerviosa

Vértices Psicólogos estructura el tratamiento de la Bulimia Nerviosa alrededor de las cuatro principales áreas de intervención: psicológica, psiquiátrica, médica y nutricionista. Nuestro equipo aplica tratamientos intensivos multidisciplinares, trabajando de forma coordinada a lo largo de todo el proceso. Dependiendo de los objetivos que se establecen en el plan de tratamiento, las necesidades del paciente y el momento en el que se encuentra este, adquiere mayor o menor protagonismo un departamento u otro del equipo asistencial.

El área psicológica sebulimia Pozuelo encarga del tratamiento desde la Terapia Individual y, caso de ser necesario incluirlo en el programa, el asesoramiento familiar y la terapia familiar. De esta forma se cubren los aspectos más personales, concretos y familiares.

Desde el área psiquiátrica se realiza una orientación diagnóstica inicial, y la posterior elaboración del diagnóstico, en colaboración con las áreas de Psicología y Medicina.

El equipo de médico se ocupa de la estabilización física y rehabilitación nutricional, así como del tratamiento de las posibles complicaciones orgánicas del trastorno, participando además en el diseño de una pauta nutricional adequada y de su modificación progresiva en función de la evolución física y antropométrica de cada persona.

Por último, el equipo de nutricionistas, diseña el plan alimenticio en detalle, adaptado a la patología del paciente y a su estilo de vida, añadiendo complementos alimencios si fueran necesarios y, minimizando en impacto de la dieta en los hábitos y comportamiento diario del paciente, evitando así su frustración y el riesgo de abandono del tratamiento.

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO

Lo primero que enseñamos en Vértices Psicólogos cuando se comienza un tratamiento para la Bulimia Nerviosa es ayudar a la persona a reconocer que tiene una enfermedad. La mayor parte de los pacientes que sufren bulimia, niegan tener un trastorno alimentario y, con frecuencia, ingresan al tratamiento sólo cuando su afección se ha transformado en grave, o el trastorno ha producido complicaciones de salud en las que incluso puede ser necesaria la hospitalización.

Los objetivos del tratamiento son restaurar los hábitos alimentarios normales, para posteriormente trabajar sobre las áreas coductuales, familiares y sociales del paciente, aspecto que llevará mucho más tiempo.

El sentido de la terapia es cambiar los pensamientos y comportamiento del paciente con el objetivo de enseñarlo a aceptarse y a comer de un modo más saludable. Si el paciente es joven, la terapia puede involucrar a toda la familia. La familia es vista, en este caso, como parte de la solución, en lugar de ser la causa del trastorno alimentario.