maltrato Las RozasEl equipo de especialistas de Vértices Psicólogos, en nuestros centros de Madrid y de la Zona Noroeste de Madrid (A6), en Las Rozas, Galapagar, Majadahonda, Villalba, Torrelodones, Pozuelo, El Escorial  y Boadilla, ofrece terapia específica para situaciones de maltrato, ayudando a los afectados a superar los miedos y poder recuperar la autoestima perdida. Nuestras técnicas terapéuticas de tercera generación y psicoterapia avanzada, logra tasas de éxito elevadas en corto espacio de tiempo.

Cuando un ser humano es víctima de maltrato reiterado, la tendencia es convertirse en una persona dependiente emocionalmente, es por ello que en muchas ocasiones las personas maltratadas tardan años en separarse de su pareja, debido al miedo que sienten al ser incapaces de llevar a cabo su propia vida de forma independiente, no solo en lo económico, sino con más intensidad, en el plano emocional.

El pánico generado de sentirse abandonados y la sensación de impotencia de no saber como liberarse de aquello que les está atormentando y, al tiempo que les crea una falsa seguridad de estar mejor de lo que posiblemente estuvieran con otra persona o en otro lugar distinto, impiden romper el ciclo retroalimentado de maltratdo-maltratador.

Las personas maltratadas se suelen apegar incorrectamente a su instinto de supervivencia emocional, envolviéndose en la negación y la imposibilidad de visualizar una vida diferente. En resumen, aceptan las disculpas de su abusador y crean en sus mentes las falsas percepciones que les permitan convivir con su estado emocional y de maltrato.

En su interior, estas personas desean una vida sin la violencia cotidiana, pero no son capaces de saber como salir de ella sin ayuda, ni como pedirla, ya que se se genera un sentimiento de vergüenza, culpándose a sí mismas de la situación y creyendo merecer el abuso y maltrato, generando adicionalmente sentimiento de torpeza, inutilidad, cobardía y baja autoestima, todo ello retroalimentado por los mensajes y tratamiento que de contínuo les somete el abusador.

Terapia y tratamiento para situaciones de maltrato

En Vértices Psicólogos aplicamos psicoterapia avanzada de tercera generación de Perspectiva Global e Integradora, que sintetiza las ideas y estrategias más efectivas en el campo de la psicología, con bases y fundamentos científicos Cognitivo-Conductuales, Sistémico-Construccionistas, de Análisis Transaccional Análisis Transaccional y de Gestalt, con más de 20 años de investigación clínica y 50 años de avance internacional, adaptados a nuestra realidad sociocultural, para ayudar a superar los daños psicológicos y emocionales en los adultos y niños que han sufrido maltrato, con el fin de generar los recursos internos necesarios para recuperar su autoestima y dignidad y, permitirles integrarse plenamente en su grupo social y familiar, logrando de esta forma maximizar su calidad de vida y la de su círculo cercano.

En aquellos casos en los que se hace necesario elaborar en profundidad un trauma fuertemente arraigado, nos apoyamos en la técnica denominada Sincronización de Hemisferios Cerebrales, en la que somos pioneros en España.

TRATAMIENTO TERAPEUTICO DEL MALTRATO EN ADULTOS

violencia genero Las RozasEn Vértices Psicólogos, empleamos las siguientes cuatro fases en la intervención terapéutica en adultos, para superar los traumas originados por las situaciones de maltrato y devolver a la persona maltratada su dignidad humana y autoestima: evaluación, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y prevención de recaídas.

En este tipo de terapia, en base al problema que demande cada situación e idiosincrasia del maltratado y el tipo, intensidad y duración de los abusos recibidos, las sesiones pueden tener una mayor o menor duración, si bien lo normal son 60 minutos. Asimismo, en función de los factores anteriores, la duración total del tratamiento, también puede variar mucho de unos casos a otros.

Durante las fases mencionadas anteriormente se tratan los siguientes aspectos:

  • Evaluación: En esta fase analizamos los pensamientos, las emociones, los sentimientos y las conductas del paciente, en las distintas situaciones y escenarios dentro del marco de los conflictos internos, las dudas y las demandas que presenta. Empleamos para ello los modelos de entrevista clínica, apoyados por pruebas psicodiagnósticas (custionarios y tests), si fuera necesario.

  • Diagnóstico diferencial: Durante esta etapa, establecemos las relaciones funcionales entre las diferentes respuestas al problema, a través de los comportamientos, los pensamientos y los sentimientos y, dentro del contexto en el que se dan, elaborando un informe psicodiagnóstico si fuera necesario.

  • Intervención: Definimos y ponemos en marcha, junto con un familiar o su actual pareja, si fuera necesario, el plan de acción para la resolución del problema.

  • Seguimiento: Durante esta fase observamos la evolución del plan de intervención y la generalización de las respuestas alternativas aprendidas en la vida cotidiana.

  • Prevención de recaídas: Proporcionamos a la persona maltratada un conjunto de conocimientos y técnicas encaminadas a prepararla para porder afrontar situaciones de riesgo, manteniendo los cambios y las mejoras logradas en las sesiones de terapia.

 TRATAMIENTO TERAPEUTICO DEL MALTRATO INFANTIL

maltrato infantil Las RozasEl procedimiento de intervención y la metodología terapéutica en los casos de maltrato y violencia infantil, lo desarrollamos también durante cuatro fases. Estas fases pueden ser realizadas tanto en el domicilio como en la consulta y pueden complementarse con sesiones de apoyo psicoeducativo. Por tratarse de niños, el padre, la madre o los tutores participan también en todas las fases, tanto en conjunto con el niño como individualmente.

En este tipo de terapia, en base al problema que demande cada situación e idiosincrasia del maltratado y el tipo, intensidad y duración de los abusos recibidos, las sesiones pueden tener una mayor o menor duración, si bien lo normal son 60 minutos. Asimismo, en función de los factores anteriores, la duración total del tratamiento, también puede variar mucho de unos casos a otros.

  • Fase primera: En esta primera fase diagnosticamos los síntomas del niño y el alcance del trauma producido por el abuso o maltrato, generando una primera impresión, tanto del comportamiento del niño como del entorno familiar y social en el que se desenvuelve.

  • Fase segunda: En esta fase, el equipo de especialistas realiza las evaluaciones, empleando para ello tanto pruebas psicológicas, como sesiones de juego diagnóstico.

  • Fase tercera: En la tercera fase elaboramos el plan y metodología del tratamiento, estableciendo los objetivos terapéuticos, el tipo de tratamiento, tanto individual como familiar, el período de tiempo para alcanzar los objetivos y la frecuencia de las sesiones de terapia.

  • Fase cuarta: En esta última fase, trabajamos a nivel terapéutico con el niño, empleando fundamentalmente sesiones de juego. Asimismo, damos las indicaciones al padre, la madre o el tutor, sobre como tratar al niño en el entorno familiar y, a los educadores, en la escuela.