En los centros de Vértices Psicólogos, tratamos la depresión y la ansiedad con metodologías terapéuticas específicas, adaptadas según el nivel de profundidad y arraigo del trastorno. Nuestro equipo de psicólogos y psicoterapeutas clínicos, de Madrid y de la Zona Noroeste de Madrid(A6), en Las Rozas, Pozuelo, Villalba, Galapagar, Boadilla, Majadahonda, Torrelodones y El Escorial, tratan la depresión y la ansiedad, mediante la aplicación de técnicas terapéuticas de tercera generación y psicoterapia avanzada, empleando fundamentalmente la denominada terapia de Perspectiva Integradora, con bases Sistémica y Conductual y tasas de éxito probadas muy elevadas.

¿Qué es la depresión? 

tratamiento depresion Majadahonda

En ocasiones, todas las personas se han sentido, de una u otra forma,  melancólicas o tristes en mayor o menor intensidad. Estos sentimientos, por lo general, son de corta duración y se superan en un par de días. Pero cuando estos sentimientos de intensa tristeza -incluyendo sensación de impotencia y de ausencia de esperanza- duran muchos días o semanas, e impiden desarrollar una vida normal, la persona puede estar experimentando algo más que tristeza y tratarse de una depresión clínica que necesite ser tratada mediante psicoterapia.

Cómo saber si se padece depresión

Podemos considerar que, si cinco o más de los siguientes síntomas se dan en la persona casi a diario, esta puede estar sufriendo depresión:

  • Un estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día, especialmente por la mañana 
  • Fatiga o pérdida de energía
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa 
  • Problemas de concentración e indecisión 
  • Insomnio (incapacidad para dormir) o hipersomnia (exceso de sueño
  • Marcada disminución del interés o placer en casi todas las actividades diarias
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio (muerte no sólo por temor) 
  • Una sensación de inquietud o de estar enlentecido 
  • Pérdida significativa de peso o aumento de peso

Una señal clave de la depresión es la pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba el individuo. Para el diagnóstico de la depresión, estos síntomas deben estar presentes la mayor parte del día, ya sea diaria o casi diariamente durante al menos dos semanas. Además, los síntomas depresivos deben provocar malestar clínicamente significativo o deterioro en la persona. Estos, no pueden deberse a los efectos directos de una sustancia, por ejemplo, un fármaco o medicamento. Tampoco pueden ser el resultado de una condición médica, como hipotiroidismo.

Síntomas de la depresión

No todas las personas con depresión experimentan los mismos síntomas. Dependiendo de la persona, variará por tanto la profundidad, la frecuencia, la duración y la severidad de los síntomas. Los  síntomas más comunes que experimentan las personas con depresión suelen ser: 

  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones 
  • Fatiga y falta de energía
  • Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o desamparo 
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo 
  • Insomnio, vigilia de la mañana, o exceso de sueño 
  • Irritabilidad, inquietud 
  • Pérdida de interés en actividades o pasatiempos que antes eran placenteros, incluyendo el sexo 
  • Pérdida de placer en la vida en general 
  • Comer en exceso o pérdida del apetito 
  • Dolores persistentes o dolores sin causa aparente, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos que no remiten con tratamiento 
  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad, sensación de vacío 
  • Pensamientos de suicidio o intentos de suicidio 
  • Si bien estos son los síntomas más comunes de la depresión, esta puede también venir mezclada con manía o hipomanía, trastorno conocido como depresión maníaca o trastorno bipolar. O los síntomas también pueden ser estacionales, como en el caso del trastorno afectivo estacional. 

¿Qué es la ansiedad?

tratamiento ansiedad Majadahonda
Las personas con trastornos de ansiedad normalmente muestran una preocupación excesiva e intensa de forma continuada y, pueden presentar también una gran variedad de síntomas físicos. Muchos de estos síntomas son similares a los presentados por una persona que sufre una enfermedad general, como ataques al corazón o accidente cerebrovascular  y, este hecho tiende a aumentar aún más la ansiedad.

Cuando los estados de ansiedad no remiten a los pocos días y se prolongan de forma continuada o bien su cadencia de repetición es muy elevada, impidiendo a la persona realizar una vida normal, es recomendable consultar con un psicólogo, con el fin de analizar y diagnosticar profesionalmente estos síntomas y tomar las medidas paliativas necesarias e iniciar un tratamiento psicoterapéutico que busque las raíces del trastorno y, ayude al paciente a encontrar y desarrollar los recursos propios que le permitan controlar estos estados.

Cómo saber si se padece ansiedad

Todo el mundo se pone nervioso o ansioso de vez en cuando al hablar en público, por ejemplo, al pasar por dificultades financieras, al recibir una mala noticia, etc.. Para algunas personas, sin embargo, la ansiedad se vuelve tan frecuente o tan contundente que, comienza a dominar y dirigir sus vidas.

¿Cómo se puede saber si la ansiedad cotidiana ha cruzado la línea y se ha convertido en un trastorno? No es fácil. La ansiedad se presenta de muchas formas diferentes, tales como ataques de pánico, fobia o ansiedad social, por ejemplo y, la distinción entre un diagnóstico oficial y la ansiedad "normal" no siempre es clara

En general, si la persona experimenta alguno de los siguientes síntomas de manera continuada durante 6 meses o más, es posible que se esté sufriendo un trastorno de ansiedad y sea necesario visitar a un psicólogo, para explicar la sintomatología:

  • Preocupación excesiva
  • La preocupación es difícil de erradicar 
  • La ansiedad impide realizar una vida normal o cotidiana 
  • Cansancio frecuente y sin motivo físico aparente
  • Se concentra con dificultad
  • Se suele sentir irritado
  • Dolor muscular en la mandíbula o la espalda 
  • Problemas para dormir (inicio y mantenimiento del sueño)

Síntomas del trastorno de ansiedad

Si bien las formas en las que se manifiesta este trastorno pueden variar de una persona a otra, existe de forma genérica una serie síntomas característicos que presentan las personas con algún tipo de  trastorno de ansiedad. En muchas ocasiones, estos síntomas son confundidos por los profesionales médicos con otros tipos de enfermedad o patología, o restada importancia por considerarse como “algo pasajero y normal”, siendo el trastorno de ansiedad frecuentemente subdiagnosticado.

  • Temblores
  • Estómago revuelto 
  • Náuseas 
  • Diarrea 
  • Dolor de cabeza 
  • Dolor de espalda 
  • Palpitaciones cardíacas 
  • Adormecimiento o "alfileres y agujas" en brazos, manos o piernas 
  • Sudoración, sofocos 
  • Inquietud 
  • Cansancio continuado 
  • Dificultad para concentrarse 
  • Irritabilidad 
  • Tensión muscular 
  • Micción frecuente 
  • Dificultad para conciliar o mantener el sueño 
  • Se asusta fácilmente 

Aquellos individuos que sufren trastornos de pánico pueden experimentar síntomas físicos similares a los que tienen trastorno de ansiedad. Ellos también pueden experimentar dolores en el pecho, sensación de asfixia, dificultad para respirar y mareos.

El trastorno de estrés postraumático tiene una serie de síntomas que son característicos de este tipo de ansiedad, como suelen ser:

  • Los flashbacks o pesadillas de recordando el trauma 
  • La evitación de las personas, lugares y cosas que están asociadas con el evento original 
  • Dificultad para concentrarse o dormir 
  • Observación obsesiva del entorno cercano (hipervigilancia) 
  • Irritabilidad y disminución de sentimientos o aspiraciones para el futuro