hipnosis clínica PozueloEl estado hipnótico es similar a un adormecimiento o a entrar en un sueño sin dormir, en el que el paciente es consciente de lo que sucede a su alrededor, escucha los ruidos, puede abrir los ojos, caminar o aumentar la atención hacia determinados pensamientos que le interesen. Es un estado alterado de la conciencia, diferente del habitual, llamado vigilia, en el que se puede eliminar el dolor, recordar eventos olvidados, reprogramar conductas y potenciar recursos y facultades del cuerpo.

La hipnosis clínica tiene un fin sanador, y para ello se requiere dialogar con el paciente durante el proceso hipnótico. El paciente es en todo momento consciente de lo que dice y hace, escucha los sonidos del entorno y puede decidir en qué momento salir del trance hipnótico, ya que no está dormido ni privado de conciencia o voluntad.

Cuando el psicólogo va solicitando al paciente que recuerde la causa de un determinado síntoma, éste percibe una sensación, una imagen o pensamiento relacionado de alguna forma con el tema. Así, poco a poco, se le va conduciendo cada vez más profundamente en el trance, procurando que no analice conscientemente lo que está diciendo.

En algunas ocasiones, los pacientes presentan resistencia a la hipnosis, especialmente aquellos que son muy racionales o sienten ansiedad por conocer en qué momento van a ser hipnotizados. También presenta dificultad en la hipnosis, quien llega a la terapia acompañado de alguien en quien no confía sus secretos, ya que piensa que le pueden hacer decir algo que oculta o no quiere decir.

Para la tranquilidadd e los pacientes, es conveniente saber que nadie se queda hipnotizado "para siempre". Si el paciente es abandonado en ese estado, el sueño hipnótico se convierte en natural y la persona despierta poco tiempo después de forma natural. La hipnosis como tal no tiene ningún peligro. Lo que sí puede ocurrir es que al tratar de despertar rápidamente a un sujeto que está en un estado muy profundo, este presente dificultad para hacerlo, tal y como le sucede a cualquier persona en sueño fisiológico, cuando siente que quiere despertar y su cuerpo no le obedece.

Terapia por regresión

hipnosis clinica Pozuelo MajadahondaConocer el origen de un problema, ayuda a resolverlo. La terapia por regresión es un tratamiento en el que se utiliza la hipnosis para que el paciente recuerde el momento en el que se originó la depresión, el complejo, el sentimientode culpa, la fobia, la migraña, el cáncer u otras dolencias, a las que no se les encuentra causa por los métodos médicos convencionales, para luego motivarlo a que comprenda el motivo y, logre perdonar, aceptar y consiga reprogramar su mente para generar el efecto contrario.

Una vez finalizada la regresión, el paciente empezará a entender qué le pasa y porqué. En algunos casos, el paciente puede opinar que todo lo ha imaginado, que lo ha creado su mente, pero a nivel inconsciente, la regresión le ha dado un recurso que es muy importante en su sanación: la ayuda a pensar diferente con respecto a sus problemas o dolencias, o la ayuda para recordar el origen de cada cosa.

Trastornos y adicciones tratables mediente hipnosis

Existen trastornos y adicciones que son fácilmente tratadas mediente la hipnosis clínica co n resultados rápidos y satisfactorios.

Tabaquismo

El principal uso terapéutico de la hipnosis clínica actualmente es ayudar a dejar de fumar. La hipnosis ha ayudado a dejar de fumar a miles de personas en el mundo desde hace más de cuarenta años. La importancia de la hipnosis como técnica terapéutica para ayudar a la deshabituación del tabaco es múltiple, por un lado porque reduce el deseo, al mantener la concentración dirigida a otros estímulos, por otro, porque modifica la percepción del tabaco haciendo que se vea lo que realmente se estaba fumando, y por último, porque elimina completamente la ansiedad, permitiendo superar el síndrome de abstinencia sin dificultad ni sufrimiento.

Drogodependencias

La hipnosis clínica, aplicada a las drogodependencias, tiene una incidencia directa y resultados muy rápidos. Aquellos pacientes que quieran abandonar las drogas, pero carezcan de la voluntad suficiente para hacerlo o la resistencia para enfrentarse al síndrome de abstinenecia, pueden encontrar en la hipnosis un aliado de especial relevancia y fortaleza. La aplicación de la hipnosis cómo herramienta terapéutica permite, entre otros:

  • Evaluar el estado emocional del paciente.

  • Buscar elementos desencadenantes en la charla inicial con el paciente, desde la infancia hasta el presente (hipnoanálisis).

  • Averiguar cual es el origen real de la conexión inicial entre el sujeto y la droga. Es muy común que el paciente no sea consciente de dicho enlace.

  • Aumentar el autoestima.

  • Educarlo para el control de las compulsiones, disminución de la ansiedad y el control mental.

  • Disminución del tiempo de desintoxicación.

  • Apoyarlo en su proceso de cambio: auto-reevaluación, aceptación, instaurar hábitos saludables de vida, inserción social y familiar, etc.

  • Como apoyo a tratamientos psicológicos especializados.

El número de sesiones necesarias en el tratamiento, dependerán del perfil psicológico de la persona, de lo instaurada que tenga la adicción y de su compromiso y voluntad para salir de la dependencia. Se puede establecer una estrategia de hipnoterapia en conjunto a un tratamiento psicológico, para maximizar el alcance de la terapia y conseguir óptimos resultados.

Fobias

La hipnosis es, con diferencia, la técnica menos invasiva para el tratamiento de fobias de toda índole. Desde la simple sensación de rechazo que producen algunos insectos, al pánico que impide volar en avión (aerofobia), o salir solo a la calle (agorafobia), todos los miedos se pueden corregir en un período corto de tiempo, mediante el uso de la hipnosis. Las terapias más modernas de intervención en fobias, normalmente no requieren más de una par de sesiones o tres para dejar atrás cualquier miedo por arraigado que este esté.

Obesidad

La hipnosis puede ser muy útil como terapia para la pérdida de peso. Empleada en conjunción con la terpia cognitivo-conductual, los resultados positivos son evidentes tras las primeras sesiones. Uno de los tratamientos que aprovecha la hipnosis como herramienta para combatir la obesidad es la banda gástrica virtual.

Anorexia y Bulimiaconducta alimentaria Las Rozas

La anorexia (no querer comer) y la bulimia (comer pero luego vomitar para no engordar), con frecuencia tienen un origen psicológico y resultan relativamente fáciles de tratar con hipnosis regresiva y reprogramación mental, que eliminen las causas y elaboren el perdón y la aceptación necesarias e, implanten las sugestiones adecuadas para acabar con la conducta patológica.

 Dolor

Puede usarse la hipnosis para reducir o eliminar el dolor y aliviar el sufrimiento de los pacientes. En el ámbito médico es el área de tratamiento del dolor donde la hipnosis cuenta con una mayor aceptación y utilización, especialmente cuando se trata de dolor crónico o recurrente. La hipnosis ha demostrado su eficacia en aquellas dolencias o síndromes dolorosos en los que los tratamientos normales no consiguen resultados apreciables o permanentes, como son, por ejemplo, la fibromialgia o los dolores neuropáticos, frecuentes en pacientes con cáncer. Estudios realizados en los últimos años sobre la utilización de la hipnosis en el alivio del dolor, establecen que la hipnosis ofrece unos efectos analgésicos de moderados a altos para numerosos tipos de dolor, confirmando el criterio que se exige en medicina para “un tratamiento bien establecido” en esta área.

Memoria

La hipnosis mejora la capacidad de recordar e incluso de nombrar detalles que conscientemente no se habían recogido. Por ello, es una técnica recomendada y adecuada para aquellos pacientes que presentan problemas de memoria, ya sean estos debidos tanto a causas psícquicas como físicas o, neurodegenerativas como en el caso del Alzheimer o demencia senil.