La terapia psioanalítica no busca una explicación y comprensión racional de las relaciones causales, sino lo que lo que se pretende es lograr una reestructuración de amplio espectro en la personalidad, con profundización en la vida afectiva y particularmente en aquellas áreas que contribuyen y mantienen la formación de síntomas, o de formas defensivas que causan malestar y daño en la persona.

psicoanalisis Las Rozas

 

El equipo de psioanalistas de Vértices Psicólogos, en sus centros de Madrid y de la Zona Noroeste de Madrid (A6), en Las Rozas, Pozuelo, Torrelodones, Majadahonda, Boadilla, Villalba, El Escorial y Galapagar, ofrece terapia psicoanalítica para tratar aquellos casos en los que se necesiten resolver problemas de desasosiego sostenido en el tiempo, estados de crisis, falta de motivación, cansancio, estrés, dificultad para tomar decisiones, conflictos y malestar en las relaciones con la pareja, familia, hijos, con amigos, en el trabajo; así como depresión, obsesiones, fobias, adicciones, problemas de personalidad y trastornos psicosomáticos.

Problemas y trastornos que puede tratar el Psicoanálisis

TRASTORNO DE ANSIEDAD

Preocupaciones excesivas acerca de circunstancias normales de la vida. Se manifiesta con síntomas físicos como sensación de ahogo, palpitaciones, presión en el pecho, desasosiego.

TRASTORNO ANTISOCIAL

Maldad, violencia, agresividad, sin sentimientos de culpa, frialdad.

FOBIA SOCIAL

Consiste en la aparición de una ansiedad excesiva y patológica en diferentes situaciones de exposición de tipo social; por ejemplo, hablar en público, conocer gente nueva, comer en locales públicos, etc.

tratamiento trastorno bipolar MajadahondaTRASTORNO BIPOLAR

Alternancia de episodios de disminución del estado de ánimo o depresiones, con episodios de exaltación del estado de ánimo o manías. En algunas ocasiones las alteraciones en la conducta son muy graves, generando una disfunción importante en la vida y relaciones sociales del individuo. La medicación debe ser continuada, en paralelo con la psicoterapia, ajustándola en función de los síntomas.

TRASTORNO DE ESTRES POSTRAUMATICO

Aparece como resultado de una situación traumática, tan intensa como para poder poner en riesgo la vida del paciente o la de otros miembros de su entorno.

DEPRESION

Es una tristeza patológica, que impide al paciente experimentar placer, tanto en situaciones habituales como en situaciones favorables y con actividades que siempre habían sido agradables para él anteriormente.

TRASTORNO DE PERSONALIDAD

La estructura personal y la forma de ser del individuo difiere notablemente del patrón habitual, provocando que, su comportamiento, su manejo ante la vida, su percepción de los demás individuos y su autoestima, están desenfocados, provocando sufrimiento en uno mismo y en los otros.

TRASTORNO DE PANICO

Es similar al trastorno de ansiedad pero con síntomas más agudos que este. La persona comienza a modificar su vida, por temor a que se repita la situaciónd e crisis.

TRASTORNO ESQUIZOIDE

Personas introvertidas, insensibles, indiferentes ante la vida, poco afectivas y solitarias.

 TRASTORNO DEPENDIENTE

Personas pasivas, con falta de autoestima, indecisas y altamente dependientes.

TRASTORNO NARCISISTA

Personas con excesiva autoestima, con tendencia a explotar a los demás, arrogantes y con falta de empatía.

trastorno obsesivo compulsivo Las RozasTRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

Las obsesiones son pensamientos recurrentes e intrusivos. La persona los reconoce como absurdos, pero no puede evitarlos. Genera una importante carga de ansiedad por la imposibilidad de quitarse estas ideas de la cabeza. En ocasiones, estas ideas hacen que el individuo realice diferentes actos para compensar la ansiedad que provocan las obsesiones. Estos actos son las compulsiones, que sirven para aliviar la ansiedad solo durante un corto espacio de tiempo y pueden condicionar muy seriamente la vida del individuo. Las obsesiones más frecuentes son de limpieza, ritos, contaminación, orden o agresividad.

TRASTORNO PARANOIDE

Personas desconfiadas y suspicaces en extremo.

TRASTORNO LIMITE DE LA PERSONALIDAD

Lo poseen aquellas personas en las que predominan las conductas impulsivas, los sentimientos de vacío, la inestabilidad emocional y, en algunos casos, tendencia a las conductas autoagresivas.

TRASTORNO EVITATIVO

Personas hipersensibles, que evitan sistemáticamente ciertas situaciones de manera obsesiva, ansiosas y temerosas y con retraimiento social.

TRASTORNO HISTRIONICO

Se da en personas hipersensibles, superficiales y con elevada afectividad.

TRASTORNO OBSESIVO

Se da en individuos perfeccionistas, obstinados, muy rígidos y con alta necesidad de control en sus vidas y entorno.

Metodología de trabajo en Psicoanálisis

El psicoanálisis es una psicoterapia de largo proceso y alcance. Para lograr resultados adecuados y alcanzar los objetivos que persigue este tipo de terapia, el psicoanálisis ha de desarrollarse durante varios años con una frecuencia de unas tres a cinco sesiones a la semana. El objetivo de este tipo de terapia es vencer las resistencias, para que el paciente logre acceder a las determinaciones inconscientes de sus sentimientos, actitudes o conductas.

En la metodología clásica, el paciente se recuesta en un diván y habla, en lo posible sin ningún tipo de censura, sobre todo lo que, piensa y siente, es decir, independientemente de que lo que dice parezca absurdo, irrelevante o comprometedor, poniendo en palabras toda ocurrencia, ideas o imágenes, que le vaya viniendo a la mente en ese preciso momento. Esta técnica se denomina asociación libre y constituye la regla fundamental del psicoanálisis.

Al comunicar estos contenidos, el paciente no debe tener en cuenta lo insignificante, desagradable, incómodo o trivial que le resulten estos pensamientos, ya que esto sólo expresaría la acción de las resistencias. El analista, o psicoterapeuta, por su parte, también debe respetar reglas, particularmente las tres siguientes:

psicoanalisis BoadillaEl psicoterapeuta se sienta detrás del paciente y escucha, manteniendo una atención parejamente flotante y comunicando sus interpretaciones sobre lo que este expresa. Estas interpretaciones se realizan sobre la base del material que va apareciendo durante el proceso analítico. Estas interpretaciones se entregan al paciente tantas veces como considere conveniente el psicoterapeuta y en las situaciones que este decida.

El psicoanalista capta e interpreta durante todo el proceso terapéutico los patrones emocionales y de funcionamiento psíquico del paciente, así como los mecanismos típicos que el paciente repite en la relación con él en forma de transferencia y, esencialmente, las formaciones del inconsciente que surjan en el discurrir del analizante a lo largo de su proceso de análisis, durante las sesiones de terapia. La cura o solución del trauma o trastorno, deben transcurrir de manera que el analizado no se sirva de ellas para obtener satisfacciones sustitutivas de sus síntomas.