El paradigma del sistema educativo y el TDAH

Lunes, 9 de Junio de 2014

En el presente vídeo, Ken Robinson (2011) hace referencia a que en todos los países del mundo los gobiernos están reformando la educación pública, esencialmente por dos razones.

La primera es económica, con el fin de resolver cómo educar a nuestros niños para que ocupen un lugar en la economía del siglo XXI. El autor sostiene que esto no es posible y es una paradoja, ya que no es ni siquiera posible conocer cómo será la economía en la próxima semana.

La segunda razón es cultural, pretendiendo crear en los estudiantes el sentido de “identidad cultural”. Esto, paradójicamente, se da en medio de un fuerte proceso de globalización a escala mundial.

A los niños se les trata de inculcar que, mediante el esfuerzo y logrando un buen rendimiento académico, más adelante, cuando se incorporen al mundo laboral, tendrán un buen trabajo.

Los niños del siglo XXI no ven ninguna ultilidad en esta última premisa, perdiendo totalmente la motivación por el estudio y la educación. Si, además, se une esto a la sobreestimulación mediática en la que se ven envueltos y a los nuevos sistemas parentales, el trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, es más una consecuencia del entorno que de raíz genética.